2 Trimestre

#Dieta para embarazadas. Prohibido comer por dos.

Dieta equilibrada

Cuando el exceso de peso ganado está por encima del recomendado, podemos ofrecer una dieta equilibrada para que sirva de guía en las comidas. (ver ganancia de peso recomendada)

No cabe duda, que se deben eliminar de la dieta todas las comidas precocinadas, fritos, snacks, bollería industrial, zumos y preparados lácteos industriales.

Con esto no quiero que lo casero es mejor, indudablemente es más saludable, ya que no existen grasas industriales, pero cuidado con nuestras tartas, magdalenas y repostería de las abuelas que de sobra sabemos que no engordan, ¿verdad?.

Aquí os dejo una dieta de 2000 Kcal, dónde el 1 y 2 del desayuno es para variar cada día. En el resto del 1 al 7 es de lunes a domingo. Importante el contro del aceite de oliva.

DESAYUNO

1. Leche semidesnatada (200 ml), 60 g de pan, una cucharada de aceite de oliva y una pieza de fruta

2. Dos yogures desnatados, 6 galletas tipo María, queso de untar (30 g) y un zumo de naranja

MEDIA MAÑANA

1. Café solo o infusión, 60 g de pan, jamón York (50g) 2. Leche semidesnatada (200 ml), 4 galletas tipo María

COMIDA

1. Lentejas (80 g) guisadas con patatas (100 g). Lenguado (150 g) a la plancha con champiñones. Una pieza de fruta.

2. Pasta (75 g) con carne picada (125 g), guisantes (60 g) y salsa de tomate. Una pieza de fruta 3. Espinacas (300 g) rehogadas con ajetes. Un filete de ternera (125 g) empanado (10 g de pan

rallado) con patatas (100 g). Pan (60 g). Una pieza de fruta 4. Arroz blanco (60 g) con salsa de tomate. Un huevo frito con poco aceite, Pan (40 g). Una

pieza de fruta. 5. Berenjenas (250 g) a la plancha. Trucha (125 g) al horno con una loncha de jamón y patatas

(100 g). Pan (60 g). Una pieza de fruta 6. Sopa de fideos (caldo vegetal, pasta 15 g). Filete de pavo (125 g) a la plancha con patatas

(125 g).Ensalada de lechuga y tomate. Pan (40 g). Una manzana asada. 7. Patatas (100 g) guisadas con guisantes (120 g) y costillas (120 g). Ensalada de lechuga y

tomate. Una pieza de fruta.

MERIENDA

1. Café solo o infusión, 60 g de pan, jamón York (50g) 2. Leche semidesnatada (200 ml), 4 galletas tipo María

CENA

1. Menestra de verduras (250 g) con guisantes (60 g). Pescado blanco (150 g) con patatas (120 g). Pan (40 g). Una pieza de fruta

2. Pisto de pimiento y berenjena (200 g). Tortilla francesa con queso semigraso (30 g). Pan (60 g). Yogur desnatado

3. Puré de verduras (200 g). Filete de emperador (150 g) a la plancha con patatas (100 g). Pan (40 g). Yogur desnatada.

4. Hervido de patata (150 g) con zanahoria (100 g), judías verdes y calabacín. Pescado blanco (150 g) al horno con cuatro espárragos blancos. Una manzana asada

5. Ensalada de pasta (60 g), atún de lata (80 g), guisantes (60 g), tomate (150 g), maíz (50 g). Una pieza de fruta.

6. Acelgas hervidas con patatas (200 g). Pollo (125 g) a la plancha con un tomate. Pan (60 g). Yogur desnatado.

7. Alcachofas y espárragos verdes (200 g) a la plancha. Sardinas (125 g) a la plancha con patatas (100 g). Pan (40 g). Yogur desnatado.

ACEITE DIARIO 40 ml  (3-4 cucharadas soperas, oliva o girasol).

Fuente: Sociedad Valenciana de Endocrinología

El parto

Analgesia epidural en el parto.

Anestésico antes del catéter epidural

La analgesia epidural representa  un  índice  de  calidad muy importante en la prestación asistencial a la mujer embarazada. No voy a explicar lo que es, porque todo el mundo la conoce, pero sí os diré que es una analgesia y no una anestesia. La diferencia es importante, debido a que el sufijo “algesia”, significa dolor, por tanto, analgesia es la eliminación del dolor. Se debe entender, que elimina la parte sensitiva de la contracción del útero. En cambio, anestesia, es la abolición de la sensibilidad tactil y motora, por tanto, cuando se pone anestesia  , no se siente ni dolor ni se puede mover nada.

Por tanto, para entendernos, la analgesia epidural quitará la sensación dolorosa, que es lo que se desea, pero mantendrá la sensibilidad motora, es decir, que podrás mover las piernas.

Muchas mujeres, creen que con la epidural, se les van a dormir las piernas y que de ombligo para abajo no notarán nada. No tendría sentido, pues no notarías la presión, necesaria para empujar y parir. Cuando el feto alcanza los 10 cm de dilatación, esa sensación se tiene, tanto si llevas epidural como si no, es como unas ganas de hacer “caca”, e indica que la fase de expulsivo va a comenzar. Esa presión, no la debe eliminar la epidural para que puedas colaborar en el expulsivo.

¿Cuándo es recomendable ponerla?

A partir de los 3 a 5 centímetros. Con más de 8 cm ya no valdrá la pena, si es tu segundo hijo.

¿Qué complicaciones tiene?

Inmediatas: bajada de la tensión arterial, nauseas y vómitos serían las más comunes.

Tardías: la punción dural sería la más frecuente, la cual, producirá un dolor de cabeza muy fuerte y sensación de falta de fuerza para aguantar el peso de tu cabeza. Ocurre porque se ha puncionado un espacio más profundo, y se pierde cierta cantidad de líquido cefaloraquídeo. Esta pérdida de líquido produce la cefalea (dolor de cabeza).

¿Cuándo no se puede administrar?.

Negación tuya, falta de colaboración (moverte mientras se está insertando el catéter), problemas de coagulación e infección materna. Se ha hablado mucho de los tatuajes, si no es uno muy grande que abarque todo la zona de punción, no debería haber problema, aunque esto lo valora el anestesista.

¿Qué pruebas son necesarias para su administración?

Análisis de sangre para ver la coagulación y los leucocitos (descartan infección), y firmar el consentimiento informado de la técnica.