Monitores al final del embarazo. ¿Para qué sirven?

Al llegar las 40 semanas de embarazo desde la fecha de última regla, hay que hacer un monitor, para comprobar el bienestar fetal.
Esta monitorización fetal, es conocida por las mujeres como LAS CORREAS. En realidad, son cintas de goma elástica que sujetan a las dos cazoletas del aparato; una para escuchar la frecuencia cardíaca del bebé y la otra para comprobar si existen contracciones.
Así que es mejor que pongamos fin al uso de estos términos tan antiguos y poco tranquilizadores como LAS CORREAS, y lo sustituyamos por los MONITORES.

Ahh!!! un consejo, cuando vayas acuérdate de desayunar bien o de beberte un zumo antes de entrar a la consulta. Los bebés están más reactivos tras comer y el monitor será mejor.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s