Cambios en la piel de la embarazada

Estrías en abdomen

Estrías y línea alba

Ya sabéis que muy pocas cosas se quedan como estaban antes del embarazo. A nivel dermatológico ocurren numerosos cambios producidos por las hormonas (estrógenos y progesterona) como son:

1.- Pigmentación de la piel.

Aparecerán en el trascurso de las semanas, posiblemente en el segundo trimestre 2 fenómenos característicos. El primero es el oscurecimiento de todas tus cicatrices, pezones y areolas mamarias. Verás una línea que irá desde el pubis hasta el ombligo, y a veces, sigue su ascenso hasta por debajo del pecho, se llama LÍNEA ALBA.

El segundo fenómeno, el CLOASMA GRAVÍDICO, son unas manchas color café con leche en forma de mariposa, que abarcan frente, mejillas y pómulos. La intensidad varía entre las mujeres, pero lo que siempre debes protegerte del sol (gorra+protección 50, pues estas manchas se agravarán y no desaparecerán tras el parto. Después queda como un problema estético, bigote manchado, pómulos, y no os suele gustar.

2.- Estrías gravídicas:

La aparición de las estrías se debe a la rotura de las fibras de colágeno por varios motivos. Falta de hidratación y aumento excesivo de peso. Existen muchísimas cremas en el mercado, os puedo recomendar las de Babé, huelen bien, se absorben rápido, no dejan la piel grasienta y son económicas. Lógicamente, por mucha crema que te pongas el control del peso debe estar en lo recomendado, pues a mayor volumen de barriga, mayor estiramiento de las fibras colágenas y mayor probabilidad de producirse la estría.

Cuando están de color rojo todavía son salvables, pero cuando obtienen un color blanco son definitivas. Se las conoce como marcas de distinción.

3.- Arañas vasculares:

Son una pequeñas venas rojo-azuladas, que suelen aparecer tras las rodillas, muslos y tobillos. Se deben a la acción hormonal y a la vasodilatación. Suelen desaparecer tras el parto.

4.- Varices:

Las varices son dilataciones venosas, siempre en los miembros inferiores. Son causadas por la compresión del útero gestante sobre la circulación de las venas de retorno femorales. es decir, que a nivel inguinal, el útero te presiona la circulación de retorno y por ello, se queda retenida la sangre en las venas de las piernas. Se reducen tras el parto, ya que la causa era el feto.

5.- Sudoración:

Observarás como cuando estás embarazada tienes más calor y sudas más. Tu metabolismo está más acelerado y las glándulas sudoríparas tienen mayor actividad.

6.- Dermatosis:

Tu piel estará como en la pubertad, resplandeciente y brillante. Es típico la aparición de salpullidos (manchas rojas en abdomen y/o cara), de forma súbita, que desaparecerán sin ningún tratamiento. Utiliza siempre jabones suaves con base de avena para el cuidado diario que respeten el pH de la piel.

Anuncios