Infección de la episiotomía. ¿Qué debo tener en cuenta?

Episiotomía

La vagina es una cavidad colonizada por bacterias. Además, durante el parto se produce con cierta frecuencia emisión de heces por el ano, muy cercano a la zona de la episiotomía. Sin embargo, la incidencia de infección de la episiotomía es muy baja.

La infección de la episiotomía puede manifestarse con los siguientes síntomas y signos:

 Dolor en la zona de la episiotomía

 Tumefacción y eritema.

 Exudado seroso, sanguinolento o purulento.

 Dehiscencia de la cicatriz

 Fiebre

También pueden producirse infecciones en desgarros de vagina o de cérvix. Tratamiento: drenaje, desbridamiento y antibióticos. Complicaciones de la herida del parto: Fascitis necrosante.

Al igual que ocurre con la herida de la pared abdominal tras una cesárea, también la herida de una episiotomía se puede complicar con una fascitis necrosante. Se trata de una complicación muy poco frecuente pero potencialmente fatal, sobre todo, si no se lleva a cabo un tratamiento intensivo y rápido. Aun llevando a cabo un tratamiento quirúrgico agresivo, la mortalidad es muy alta, cercana al 50%.

Puede afectar las capas profundas de la episiotomía y extenderse a muslos, nalgas y pared abdominal.

El tratamiento consiste en un abordaje quirúrgico agresivo con amplio desbridamiento, eliminando todo el tejido infectado y necrótico.

Anuncios

Un comentario en “Infección de la episiotomía. ¿Qué debo tener en cuenta?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s