Pezones planos y lactancia. ¿Qué alternativas tienes?

taller de lactancia virtualExisten al menos tres tipo de pezones en las mujeres. El que está suficientemente protuido, el plano y el invertido.

El primero de ellos no suele dar problemas en comparación con los otros dos, al inicio de la lactancia.

¿Qué podemos hacer si tenemos los pezones planos o invertidos?.

Lo habitual, hasta que se pone manos a la obra, es que tengas los pezones rojos, incluso con sangre de tantas veces que el bebé se coge para mamar. Verás que se coge con dificultad, y lo hace mejor si utilizas una pezonera (AVENT, SIMPLISE me gustan).

Así pues, que es nuestro segundo día de Hospital, y te envían a casa con los pezones doloridos y sangrientos, con tus pezoneras y la crema protectora (PURELAN, o similar). Y ahora supongo que desesperada leyendo esta líneas.

Bien, ¿qué podemos hacer?.

Lo primero que debes saber es que este tipo de pezones no contraindica la lactancia materna, en todo caso es más difícil el inicio, pero como irás comprobando el bebé no se debe coger del pezón, sino abarcar el máximo trozo de areola que pueda.

Dos cosas que seguro te irán bien son:

– Conchas ventilatorias (AVENT, MEDELA, SIMPLISE)

Conchas protectoras Simplisse
Conchas protectoras Simplisse
Velastisa
Velastisa

-Crema VELASTISA grietas del pezón. Se debe administrar tras cada toma y restregar la leche sobrante alrededor del pezón. No es necesario retirarla, utiliza sólo en la grieta.

Otros dos elementos que puedes usar para ayudar a que los pezones protuyan son el sacaleches (MEDELA Swing) y Niplette (AVENT). El sacaleches automático harán de estímulo del pecho, no esperes sacar mucha cantidad los primeros días, pero sí te estimularán convenientemente. El Niplette es como un dedal que se acopla al pezón y suavemente se hace el vacío. Ten cuidado en no aplicar excesiva presión negativa pues puedes lesionar los ligamentos de Cooper del pezón.

Con estos cuatro elementos de ayuda conseguirás que primero se te calme el dolor de pezones, se curen las grietas en 48 horas, que los pezones comiencen a protuir y que el bebé se coja al pecho sin utilizar la pezonera.

Nipplette de Avent
Nipplette de Avent
Sacaleches Swing Medela
Sacaleches Swing Medela
Anuncios

Cremas y lociones

product_detail xeramance-Emulsion-reestructuranteAnte la llegada del bebé a casa debes tener previsto diferentes tipos de cremas, leches corporales, champú y gel de baño.
Desde un punto de vista práctico y siempre desde mi experiencia, os puedo recomendar distintas marcas que en mi caso han funcionado muy bien.
En general, me gustan casi todos los productos de la marca Babé y Sebamed.
Para el cuidado corporal cualquiera de los dos son válidos, una ventaja es el precio de Babé con respecto a Sebamed, pero me gustan una serie de productos para casos específicos.

Para todo el cuerpo sin atopias: Leche hidratante corporal de Babé. http://www.laboratoriosbabe.com/index_es.htm

Para el culito sin rojeces: Sebamed crema balsámica. http://dermatologia.leti.com/es/piel-del-beb%C3%A9_2017

Para el culito con rojeces: Sebamed pomada tratante. http://dermatologia.leti.com/es/piel-del-beb%C3%A9_2017

Como champú cualquiera de ellos podéis usar: Champú extrasuave Babé o Champú Sebamed Suave.

En cambio, me gusta mucho como queda la piel del bebé con el gel de baño de Babé, porque lleva un aceite incorporado y funciona muy bien para pieles atópicas: Jabón de aceite de Babé. http://www.laboratoriosbabe.com/index_es.htm

Para las atopias en los pliegues de:

– La cara: Leti AT4 facial, es Sebamed. http://dermatologia.leti.com/es/piel-at%C3%B3pica_1118

– De detrás de las rodillas o flexuras de los antebrazos: Xeramance emulsión reestructurante de Lutsine. Funciona extremadamente bien, es cara pero vale la pena.   http://www.lutsine.com/Xeramance-Emulsion-Reestructurante-sin-perfume.html

El Tapón mucoso y su función en el parto

20130125-214613.jpgComo veo que es una de las entradas más leídas, esta mañana he hecho una foto de un tapón mucoso. Como podéis apreciar en la foto, es mucho más claro que al anterior, tiene un mayor cantidad de material mucoso, es decir, transparente y menor contenido hemático.

Diagnóstico prenatal II.

3-4-3_1El diagnóstico prenatal tienen la finalidad de detectar de manera precoz anomalías congénitas debidas a alteraciones de los cromosomas (test combinado, pruebas invasivas) o a malformaciones fetales (ecografía).

Pruebas invasivas

¿Qué es el diagnóstico prenatal de las anomalías cromosómicas?
Es la detección de determinadas alteraciones en los cromosomas fetales durante el embarazo. La más frecuente es el síndrome de Down. Permite que la mujer pueda decidir sobre la continuidad de su embarazo en caso de detectarse.
Actualmente, se oferta la llamada prueba combinada del primer trimestre a todas las embarazadas, independientemente de su edad. El resultado de esta prueba indica la probabilidad de que el feto tenga alguna anomalía cromosómica. Cuando el riesgo es alto se recomienda confirmar o descartar el diagnóstico mediante las llamadas pruebas invasivas.
¿En qué consisten las pruebas invasivas?
Se trata de la obtención de una muestra de líquido o tejido y su posterior análisis, para el estudio de los cromosomas fetales. Las más habituales son la biopsia corial, en el primer trimestre de la gestación, y la amniocentesis, a partir de la 15ª semana de gestación.
Se recomienda realizarlas cuando el resultado de la prueba combinada del primer trimestre muestra un riesgo alto, así como, en circunstancias especiales como por ejemplo cuando existen antecedentes individuales o familiares de anomalías cromosómicas, gestaciones previas afectadas o sospecha de patología fetal.

¿Qué es la biopsia corial?

Es una técnica que consiste en la introducción de una aguja y/o pinza específica para la obtención de una muestra de vellosidades coriales de la placenta. Este tejido tiene la misma composición genética que las células del feto. Se puede realizar a través del abdomen materno o por vía vaginal, a través del cuello del útero. Se lleva a cabo bajo control ecográfico y tras la aplicación de anestesia local en caso de utilizarse la vía transabdominal. Se realiza en etapas tempranas del embarazo, normalmente entre la 10ª y 14ª semana de gestación.


¿Qué es la amniocentesis?
Es una técnica que consiste en la introducción de una aguja a través de la pared abdominal y uterina de la mujer para la extracción de líquido amniótico, donde existen células fetales descamadas, que serán analizadas posteriormente para estudiar la dotación cromosómica fetal (cariotipo). Se realiza bajo control ecográfico.
Normalmente se realiza entre la 15 y 18 semana de gestación, aunque también es posible realizarla más tardíamente.

¿Qué indican los resultados de estas pruebas?
Son pruebas diagnósticas, que en la mayoría de los casos permiten confirmar o descartar que el feto presente determinadas anomalías cromosómicas. En algunas ocasiones el procedimiento puede fracasar por no obtener una muestra suficiente o por problemas de laboratorio (Ej.: falta de crecimiento celular, resultados ambiguos, etc.).
No proporcionan un diagnóstico en caso de malformaciones fetales ni de otros defectos congénitos de distinta naturaleza (bioquímicos, metabólicos, etc.).
¿Son procedimientos seguros?
Aunque son técnicas seguras pueden presentarse algunas complicaciones. Existe un riesgo de aborto en alrededor de un 1% de los casos, variable en función del procedimiento utilizado y de determinadas características de la gestación. También existe un riesgo de infección y hemorragia materna en los días posteriores. La amniocentesis se ha relacionado en algunos casos con un parto prematuro, rotura prematura de la bolsa de las aguas y pérdidas de líquido amniótico.
¿Son pruebas dolorosas?
En la mayoría de los casos, más que dolorosas, son pruebas que pueden resultar algo molestas. Tras su realización, algunas mujeres pueden notar un dolor parecido al de una regla.
También es normal sentir cierta ansiedad y nerviosismo, tanto antes como después de que le realicen la prueba. Compartir estos sentimientos e incertidumbres con tu pareja, familia o amigos puede ayudarte en estos momentos. Los profesionales sanitarios te informarán ante cualquier duda que te surja.
¿Qué cuidados hay que tener después de realizarse alguna de estas pruebas?
Es recomendable permanecer en reposo, aunque no necesariamente en la cama, y abstenerse de mantener relaciones sexuales al menos en las 24-48 horas siguientes.
Consulta con tu matrona u obstetra si presentas alguno de estos síntomas: fiebre, sangrado vaginal abundante, dolor intenso en el abdomen, cambios en la secreción vaginal (flujo espeso y maloliente) o pérdidas de líquido por la vagina.
¿Es obligatorio realizarse estas pruebas?
La realización de estas pruebas es totalmente voluntaria. Es importante que antes de tomar tu decisión dispongas de la información adecuada.

Se trata de una exploración médica, por lo que debes dar tu consentimiento para su realización, previa información escrita. Asegúrate de que entiendes bien la información y pregunta todo aquello que necesites aclarar a los profesionales que te atienden.

Diagnóstico prenatal I.

diagnostico_prenatal_de_trisomiasEl diagnóstico prenatal tienen la finalidad de detectar de manera precoz anomalías congénitas debidas a alteraciones de los cromosomas (test combinado, pruebas invasivas) o a malformaciones fetales (ecografía).

La prueba combinada del primer trimestre
¿Qué es el diagnóstico prenatal de las anomalías cromosómicas?
Es la detección de determinadas alteraciones en los cromosomas fetales durante el embarazo. La más frecuente es el síndrome de Down. Permite que la mujer pueda decidir sobre la continuidad de su embarazo en caso de detectarse.

El riesgo de presentar estas alteraciones aumenta con la edad de la madre, aunque pueden aparecer a cualquier edad.

Antiguamente la edad de la madre era el único criterio utilizado para valorar este riesgo, y se recomendaba la realización de amniocentesis o biopsia corial a partir de cierta edad. Actualmente existen pruebas que permiten conocer con mayor precisión el riesgo de que el feto padezca una anomalía cromosómica, realizándose la amniocentesis o la biopsia corial solo cuando el riesgo que indican estas pruebas es elevado.
¿Cómo se pueden detectar las anomalías cromosómicas?
Se pueden utilizar distintas pruebas, como la ecografía o un análisis de sangre, o también la combinación de varias de ellas.
Actualmente, se recomienda ofertar la llamada prueba combinada del primer trimestre a todas las embarazadas, independientemente de su edad.
El resultado de esta prueba indica el riesgo de que el feto tenga alguna anomalía cromosómica. Cuando es alto, para comprobar que realmente la padece, habrá que realizar una amniocentesis o una biopsia corial.
¿Qué es la prueba combinada del primer trimestre?
Consiste en realizar un análisis de sangre materna y una ecografía, valorando los resultados de estas pruebas de forma conjunta y teniendo en cuenta además otros factores como la edad de la madre.
Mediante el análisis de sangre de la madre se valoran los niveles de determinados marcadores bioquímicos, cuyo aumento o disminución, está relacionado con la presencia de algunas de estas alteraciones. En la ecografía se mide la llamada “traslucencia nucal”, es decir, una zona del cuello del feto cuyo grosor puede estar aumentado cuando existe una anomalía cromosómica.
¿Qué indican los resultados de esta prueba?
Los resultados permiten estimar qué probabilidad tiene la embarazada de que el bebé que espera presente una alteración en sus cromosomas.
Si el resultado de la prueba muestra un riesgo es poco probable que el feto presente estas alteraciones, pero no las excluye por completo.
Si el resultado de la prueba señala un riesgo alto se le propondrá realizar una amniocentesis o una biopsia corial, para confirmar o descartar el diagnóstico. Un 5% de los casos de riesgo alto se dan en fetos normales, es decir son falsos positivos.
No olvide que la prueba combinada del primer trimestre es sólo una estimación de riesgo, nunca un diagnóstico.
¿Es obligatorio realizarse esta prueba?
No, se trata de una prueba totalmente voluntaria. Si tiene cualquier duda consulte con su matrona u obstetra.
Se trata de una exploración médica, por lo que debes dar tu consentimiento para su realización, previa información escrita. Asegúrate de que entiendes bien la información y pregunta todo aquello que necesites aclarar a los profesionales que te atienden.