¿Porqué no se deben curar las heridas con derivados del yodo tras el parto?

 

Como ocurrió hace ya algunos años con la Mercromina (R), ahora está pasando con los derivados del yodo (Betadine y similares). Estos últimos se han venido usando con mucha frecuencia para la cura de heridas superficiales y de la piel. Debes saber que no deberíamos utilizarlos sobretodo en niños y embarazadas.

¿Porqué?

La explicación es sencilla, los derivados del yodo tiene una gran cantidad de este mineral. Al curar una herida abierta (como la episiotomía o la cesárea), el yodo se pone en contacto con la sangre, pasa a la circulación general y es captado por el tiroides. Un exceso de yodo en sangre frenará la producción de hormonas tiroideas pudiendo producir alteraciones como hipotiroidismo.

A tener en cuenta

No lo deben usar las madres que dan el pecho en sus curas, debido a que  además de pasar a sangre también pasa a la leche materna y de ahí al bebé.

Alternativa

Se sustituye por Clorhexidina al 2%. Tiene algunas ventajas, no mancha, es un buen antiséptico y fácil de aplicar (spray).

 

IMG_8822.JPG
Clorhexidina 2%

 

Anuncios

Un comentario en “¿Porqué no se deben curar las heridas con derivados del yodo tras el parto?

Los comentarios están cerrados.