Lo importante del #contacto precoz entre recién nacido y su madre

http://www.upsocl.com/inspiracion/45-maravillosas-fotografias-de-nacimientos-que-te-haran-querer-ser-padre-o-madre/#
http://www.upsocl.com/inspiracion/45-maravillosas-fotografias-de-nacimientos-que-te-haran-querer-ser-padre-o-madre/#

La unión madre-hijo es un proceso natural, sin embargo hay factores y rutinas hospitalarias en el período neonatal precoz que pueden interrumpir este proceso con el objetivo de lograr una observación más controlada del niño y facilitarle su termorregulación, antes de su regreso a la sala de puerperio. El deseo de potenciar la humanización en la asistencia al nacimiento en nuestro medio motivó una experiencia cuyo objetivo era fortalecer el vínculo precoz  de la madre y el hijo tras el nacimiento y puerperio inmediato.

Haciendo una revisión bibliográfica, se encontraron estudios donde se describen los efectos fisiológicos del contacto “piel con piel” madre-hijo no solamente en recién nacidos a término (37-42 semanas), sino también en prematuros (<37 semanas) y bebés de bajo peso al nacer; como los trabajos sobre el “Método Canguro”, procedimiento introducido en Bogotá en 1979 para mejorar el cuidado de los bebés en un hospital masificado y que posteriormente se introdujo en Europa con el objeto de fomentar y mejorar la interacción madre-hijo.

Todavía en muchos paritorios es práctica habitual separar al hijo de la madre tras el nacimiento, permaneciendo éste en la cuna térmica hasta que la madre ingresa en la sala de puérperas. Esto es debido a la creencia de que se puede poner en peligro la termorregulación del neonato si éste no se encuentra bajo una fuente de calor. Por otro lado existe también la creencia de que la madre se encuentra muy cansada después del parto y que no desea tener con ella a su hijo para descansar.

Existen algunas consideraciones a tener en cuenta siempre que se pretenda realizar piel-con-piel, ya que se han notificado diferentes eventos adversos mientras se realizaba esta práctica. La prevalencia de estos efectos es mínima (<1:1000 nacidos), pero debemos de reconocerla.

Para realizar el vínculo madre-hijo la mujer nunca debe estar sola después del parto, el bebé se colocará en posición supina (boca arriba) en contacto directo con la madre, debe estar despierta y alerta y debe poder tener contacto visual en todo momento con su recién nacido.

Saludos.

Anuncios