Complicaciones de la cesárea III. Dehiscencia de suturas y terapia VAC

¿Qué es la dehiscencia de la herida?

La apertura de las heridas quirúrgicas originadas por una cesárea no es infrecuente, especialmente en mujeres con factores de riesgo asociados. Las complicaciones precoces de la cesárea incluyen la infección, la endometriosis, el sangrado y la dehiscencia de la herida.

La dehiscencia se define como la separación de los planos anatómicos previamente suturados de una herida, es decir, cuando se abre de forma parcial o completa la herida quirúrgica.

Los factores que favorecen la aparición de la dehiscencia son: infección de la herida, obesidad, diabetes, hipertensión arterial, edad avanzada (>40 años), perfusión comprometida, desnutrición, entre las más importantes.

¿Qué es la terapia VAC?

La terapia VAC (terapia de vacío) es un sistema de realización de curas de uso exclusivo dentro del ámbito hospitalario. El tratamiento mediante el sistema VAC  ha mejorado los resultados del cuidado de las heridas y ha originado cambios espectaculares en la práctica clínica en los últimos años. Tiene amplios beneficios respecto a las curas diarias tradicionales: posibilita un cierra de la pared abdominal más rápido, no es necesaria la cura diaria, y reduce las posibilidades de infección o herniación.

Dicha terapia consiste en un sistema no invasivo que estimula la curación de las heridas suministrando presión negativa en la zona de la herida donde se aplica mediante un tubo que somete a descompresión un apósito de espuma de forma continua o intermitente. De esta manera, proporciona un entorno estéril, cerrado y húmedo para la curación, disminuye el volumen de la herida aproximando los extremos, elimina exceso de fluidos y promueve la granulación.

Dehiscencia de cesárea

Dehiscencia de la cesárea, se introduce la espuma en el interior.
parto40semanas.com
Dehiscencia de la cesárea
Parto40semanas.com. Se sella con la segunda espuma.
parto40semanas.com. Se fija con el apósito transparente.
Parto40semanas.com. Presentación final. Se colocará la bomba de vacío que succionará los detritus.

 

Referencias:

Carmen Sánchez-Cabezón, Maria Isabel Montes-Olangua, Sara García-Suarez, Rafael García-Carretero. Enfermería Clínica,2013;23(2): 73-78.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s