Embarazo y #coronavirus


Captura de pantalla 2020-03-14 01.57.35La expansión del coronavirus (SARS-CoV-2) se ha convertido en una preocupación mundial, de hecho la OMS lo ha declarado como Pandemia. La enfermedad que produce en los seres humanos recibe el nombre de COVID-19.

Vamos a intentar explicar los puntos claves y recomendaciones que deben saber las futuras madres o mujeres lactantes, a través de las pocas guías clínicas publicadas hasta el momento: AELAMA (Asociación Española de Lactancia Materna), SENeo (Sociedad Española de Neonatología), y el Royal College of Obstetricians & Gynaecologists.

 ¿Cómo se transmite?

  • La enfermedad COVID-19 se propaga principalmente de persona a persona a través del contacto cercano y se transmite a través de gotas del tracto respiratorio cuando un individuo infectado estornuda o tose, bien de modo directo, o de modo indirecto por contacto con superficies contaminadas con el virus, que el individuo susceptible toca con sus manos y luego se las lleva a nariz, ojos u boca.
    • Por ello, como en la epidemia de gripe, se recomienda estornudar entre el codo y antebrazo, y realizar una escrupulosa higiene de manos. Todo lo que toque esa persona con sus manos será potencialmente infeccioso.
    • La mascarilla hará que no pueda diseminar sus gotitas, y los guantes que no siembre sus virus por las superficies.
    • Intentar mantener una distancia entre personas de 1,5-2 metros.
    • Evitar los lugares concurridos.
  • Uno de los problemas que se plantea es la posible transmisión materno-infantil de la infección y la seguridad del manejo conjunto del parto y lactancia materna en casos de madres infectadas o sospechosas de poder estarlo. Esto significa que a día de hoy, no hay evidencia clara de transmisión madre-hijo (antes-durante o tras el parto por lactancia materna).

¿Duración de la enfermedad?

  • El tiempo medio desde el inicio de los síntomas hasta la recuperación es de:
    • 2 semanas cuando la enfermedad ha sido leve. (similar a un síndrome gripal: dolor de articulaciones, tos y fiebre)
    • 3-6 semanas cuando la enfermedad ha sido grave o crítica. (neumonía)

Dentro de la población general hay evidencia en evolución de que podría haber un grupo de individuos asintomáticos o aquellos con síntomas muy leves que son portadores del virus, aunque se desconoce la incidencia.

¿Existe un tratamiento?

Por experiencia de brotes anteriores de coronavirus, se han empleado en algunos casos y de forma experimental tratamiento antivíricos (Lopinavir/Ritonavir) con o sin interferon beta, o tratamiento con Remdesevir.

¿Qué efectos tendría en el feto?

Actualmente no hay datos que sugieran un mayor riesgo de aborto espontáneo o pérdida temprana del embarazo en relación con COVID-19. Los informes de casos de estudios de embarazo temprano con SARS y MERS no demuestran una relación convincente entre la infección y el aumento del riesgo de aborto espontáneo o pérdida fetal en el segundo trimestre.

Dado que no hay evidencia de infección fetal intrauterina con COVID-19, actualmente se considera poco probable que haya efectos congénitos del virus en el desarrollo fetal. Por tanto, no parece que se vayan a detectar malformaciones.

Hay informes de casos de nacimiento prematuro en mujeres con COVID-19, pero no está claro si el parto prematuro siempre fue iatrogénico (causado por los profesionales sanitarios), o si algunos fueron espontáneos. El parto iatrogénico se debió principalmente a las indicaciones maternas relacionadas con la infección viral, aunque hubo evidencia de compromiso fetal y ruptura prematura de membranas (romper aguas), en al menos un informe.

 ¿Cuál sería la vía del parto?

Actualmente no hay pruebas que favorezcan un modo de nacimiento sobre otro y, por lo tanto, el modo de nacimiento debe discutirse con la mujer, teniendo en cuenta sus preferencias y cualquier indicación obstétrica de intervención. El modo de nacimiento no debe verse influenciado por la presencia de COVID-19, a menos que la condición respiratoria de la mujer exija un parto urgente. Por tanto, la cesárea electiva no es la vía de elección en ausencia de gravedad.

Otros datos relacionados con el parto:

  • En la actualidad, no hay casos registrados de secreciones vaginales que se están con presencia de COVID-19. Sin embargo, una muestra de heces de un paciente varón con diarrea en los EE.UU. dio positivo para el virus.
  • No hay evidencia de que la analgesia epidural esté contraindicada en presencia de coronavirus. Por lo tanto, la analgesia epidural debe recomendarse antes, o al principio del parto, a las mujeres con sospecha/confirmado COVID-19 para minimizar la necesidad de anestesia general si se necesita un parto urgente, y porque existe el riesgo de que el uso de Entonox/Kalinox (Óxido Nitroso) pueda aumentar la aerosolización y la propagación del virus.
  • Si se utiliza Entonox/Kalinox, el sistema respiratorio debe contener un filtro para evitar la contaminación con el virus.
  • Dada la falta de pruebas en contra, se sigue recomendando el clampado tardio del cordón después del nacimiento, siempre que no haya otras contraindicaciones. El bebé se puede limpiar y secar de forma normal, mientras que el cordón sigue intacto. Esta última medida entra en controversia con las recomendaciones de SENeo, la cual recomienda todo lo contrario, indicando que “se recomienda el clampaje inmediato del cordón umbilical y evitar el contacto piel con piel para reducir la posibilidad de contagio”.

  • La SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia)  indica que la separación madre-hijo debe producirse mientras la madre se considere potencialmente transmisora. La decisión de no separarlos se debe tomar dependiendo de la severidad de la infección (sintomatología y datos de laboratorio).

Lactancia matera

De nuevo encontramos recomendaciones contrapuestas. Por un lado tenemos a la SENeo que dice lo siguiente (versión 3.1 12/03/20):

“A pesar de que la lactancia materna otorga muchos beneficios como el potencial paso de anticuerpos madre-hijo frente al SARS-CoV-2, no hay datos suficientes para hacer una recomendación en firme sobre el amamantamiento en el caso de mujeres infectadas por SARS-CoV-2.

− En hijos de madres con infección por SARS-CoV-2 durante los primeros 14 días, a la luz de los datos disponibles, parece aconsejable no amamantar; se debe facilitar la extracción de leche con sacaleches propios o individuales y administrar la leche materna en una taza y/o con una cuchara limpia o mediante biberón, siguiendo en todo momento las medidas de prevención de la infección. A partir de los 14 días de vida, según los resultados virológicos, debe considerarse de forma individual cada caso.

− La Sociedad Italiana de Neonatología para los casos de madres positivas o en investigación pauci o asintomáticas en alojamiento conjunto con el recién nacido, recomienda el amamantamiento con medidas de aislamiento de contacto y gotas.

− Para los casos de madres lactantes fuera del periodo postnatal inmediato y que se infectan o hay sospecha de infección por el SARS-CoV-2 recomiendan extremar las medidas de aislamiento (higiene de manos y mascarilla facial) para amamantar al neonato o bien hacer una extracción de la leche tomando las máximas precauciones de aislamiento (higiene de manos y mascarilla) y que ésta sea administrada al neonato por un cuidador sano.

− No es preciso pasteurizar la leche extraída antes de administrarla al neonato.

− En prematuros ingresados, se debe utilizar leche de banco.

Estas recomendaciones pueden ir variando de día en día de acuerdo con las instrucciones que las autoridades sanitarias vayan concretando. Estas recomendaciones se han consensuado con por el Comité de Nutrición y Lactancia materna de la AEP.

 

En el otro extremo, AELAMA indica lo siguiente:

“Por lo anteriormente expuesto, organismos y asociaciones internacionales como Unicef (4), el CDC (Centers For Disease Control And Prevention) de Estados Unidos (5) y nacionales como APILAM (6) recomiendan mantener el contacto madre-hijo, así como la lactancia materna, en casos de madres infectadas, extremando las precauciones para minimizar el riesgo de contagio. No obstante, existen protocolos como el publicado por Favre et al. (8) en Lancet en el que se recomienda la separación durante 14 días de madre y neonato y la no administración de leche materna; o recomendaciones como las de la SENeo (9) en la misma línea.

En la epidemia actual de COVID-19 se requiere combinar por un lado las medidas para disminuir la transmisión del virus, minimizar los riesgos de la enfermedad y por otro lado evitar interferencias innecesarias con el establecimiento del vínculo y la lactancia materna.

Dada la información científica disponible actualmente y el potencial protector de la leche materna, desde AELAMA creemos que, en el caso de una mujer con sospecha o infección confirmada por SARS-CoV-2, en condiciones clínicas que lo permitan y de acuerdo con su deseo, debe evitarse la separación de la madre y el recién nacido facilitando el inicio y mantenimiento de la lactancia materna directamente al pecho.

Para reducir el riesgo de transmisión al niño, la madre deberá adoptar procedimientos preventivos como la higiene exhaustiva de las manos antes y después de estar con contacto con el recién nacido y el uso de mascarilla, de acuerdo con las recomendaciones de la OMS (10).

La decisión de separar o no a la madre-hijo debe tomarse para cada familia de forma individualizada y teniendo en cuenta el conocimiento científico actual, las intenciones y deseos de los padres, la situación clínica de ambos, el consentimiento informado de los padres, y otras circunstancias como la situación logística del hospital, la familia y posiblemente también la situación epidemiológica local relacionada con la propagación de la COVID-19.

En el caso de madres asintomáticas o paucisintomáticas, la separación rutinaria y retirada de la lactancia materna de forma sistemática conlleva, dado el conocimiento científico actual, más riesgos potenciales que beneficios.

En el caso de que se precisa una separación temporal de la madre y el niño, será imprescindible ofrecer apoyo a la madre para mantener la producción de leche, mediante la extracción manual o mecánica, pudiendo alimentar al recién nacido con la leche materna extraída. En cuanto la situación clínica lo permita o se confirme la negatividad de los test virológicos, se facilitará de nuevo el alojamiento conjunto madre-hijo y se apoyará la continuidad de la lactancia.

Si el contagio de la madre lactante sucede tras el parto, se recomienda la mantener y fomentar la lactancia materna, favoreciendo así el paso de anticuerpos al niño. Mantener la lactancia es probable que disminuya el impacto clínico de la enfermedad en el lactante, como en otras infecciones respiratorias, como la gripe (11), debiendo eso sí mantener las medidas higiénicas ya descritas: uso de mascarillas y exhaustivo lavado de manos.”

 

La SEGO recomienda que durante la separación la madre contagiada se extraiga la leche  y que una persona sana se la adminsitre al recién nacido. Si la madre y el recién nacido permanecen juntos, la madre deberá desinfectarse las manos antes de las tomas y colocarse una mascarilla. Posteriormente, termina concluyendo, apoyado por la bibliografía publicada por el grupo de expertos de China, que no se debería amamantar a los recién nacidos hasta que madre y su leche fueran negativos a la infección.

Conslusiones

No existe evidencia de que se produzca la transmisión vertical (de madre embarazada con caso positivo a su feto). Por ello, esos recién nacidos serán considerados como casos en investigación, y por lo tanto, para algunas sociedades científicas, deberían aislarse hasta su confirmación.

Como se ha podido constatar, no existe un criterio común con respecto a poder realizar el vínculo madre-hijo y amamantar al recién nacido cuando las madres son casos confirmados por COVID19.

Con el aumento del número de casos que actualmente está sufriendo Europa, tendremos un mayor número de eventos para poder determinar las asociaciones y evaluar los riesgos y beneficios que conllevan. Así pues, el análisis de cada caso parace ser lo más razonable, no pudiendo dar recomendaciones de forma general válidas para toda las gestantes afectas.

Algunas de las guías consultadas se actualizan con un intervalo de 2 a 4 días, por ello, debo advertir que toda la información deberá ser constatada consultado las actualizaciones, pues por ejemplo, la SENeo desde su edición inicial (06/03/20), a día de hoy va por la versión 3.1 (12/03/20).

Un saludo.

Bibliografía: 

  1. Zhu H, Wang L, FangCh et al. Clinical analysis of 10 neonates born to mothers with 2019-nCoV pneumonia. Transl Pediatr 2020;9(1):51-60 doi.org/10.21037/tp.2020.02.06. Disponible en: http://tp.amegroups.com/article/view/35919/28274
  2. Chen H, Guo J, Wang C, Luo F, Yu X, Zhang W, et al. Clinical characteristics and intrauterine vertical transmission potential of COVID-19 infection in nine pregnant women: a retrospective review of medical records. Lancet. 2020 Mar 7;395(10226):809–15. DOI: 10.1016/S0140- 6736(20)30360-3. Disponible en: https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(20)30360-3/fulltext
  3. Császár-Nagy, Noémi, and István Bókkon. “Mother-newborn separation at birth in hospitals: A possible risk for neurodevelopmental disorders?.” Neuroscience & Biobehavioral Reviews 84 (2018): 337-351. Disponible en: http://breastfeedingtaiwan.org/upfiles/newsfiles/201710251706016034a342c6281e20d 39aa7d2c347012f.pdf
  4. UNICEF. Coronavirus (COVID-19): lo que los padres deben saber. Cómo protegerte a ti y a tus hijos. 2020 (Acceso 08/03/2020). https://www.unicef.org/es/historias/coronavirus-lo-que-los-padres-deben-saber
  5. CDC – Centers for Disease Control and Prevention. Interim Guidance on Breastfeeding for a Mother Confirmed or Under Investigation For COVID-19. (2020/02/19) 2020 https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/specific-groups/pregnancy-guidance- breastfeeding.html
  6. APILAM. Infección Materna por Coronavirus 2019-nCoV. (Acceso 08/03/2020) http://www.e-lactancia.org/breastfeeding/maternal-coronavirus-2019-ncov-infection/product/
  7. ALLATTAMENTO e INFEZIONE da SARS-cov-2 (Coronavirus Disease 2019 – COVID-19) . Indicazioni ad interim della Società Italiana di Neonatologia (SIN). Febrero 2020. Disponible en: http://aelama.org/wp-content/uploads/2020/03/ALLATTAMENTO-e-INFEZIONE-da- SARS-CoV-2-Indicazioni-ad-interim-della-Soc2iet%EF%BF%BD-Italiana-di- Neonatologia-SIN.pdf
  8. Favre, Guillaume, et al. “Guidelines for pregnant women with suspected SARS-CoV-2 infection.” The Lancet Infectious Diseases (2020). Disponible en: https://www.thelancet.com/journals/laninf/article/PIIS1473-3099(20)30157-2/fulltext
  9. Sociedad Española de Neonatología. Recomendaciones para el manejo del recién nacido en relación con la infección por SARS-CoV-2. Versión 1.0; 06/03/20. Disponible en: https://www.seneo.es/images/site/Recomendaciones_SENeo_SARS-CoV-2Version_1.pdf 
  10. OMS. Preguntas y respuestas sobre la enfermedad por coronavirus (COVID-19). 2020. Disponible en: https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public/q-a-coronaviruses(Acceso 08(03(2020)

  11. Breastfeeding in special circumstances. Maternal or infant illnesses. Influenza. [Internet]. Center for Disease Control and Prevention. Atlanta. Dec 2019. [cited 2020 Mar 9]. Disponible en: https://www.cdc.gov/breastfeeding/breastfeeding-special-circumstances/maternal-or- infant-illnesses/influenza.html (Acceso 08(03(2020).
  12. AELAMA. Manejo del riesgo de contagio por coronavirus en madres y recién nacidos [Internet] 2020. Disponible en: http://www.aelama.org/wp-content/uploads/2020/03/coronavirus.pdf
  13. Coronavirus (COVID-19) Infection in Pregnancy. Royal College of Obstetricians & Gynaecologist. http://coronavirus-covid-19-virus-infection-in-pregnancy-2020-03-09.pdf

 

Publicado por Rafa Vila Candel

Especialista en Enfermería Obstétrico-Ginecológica. Doctor por la Universidad Católica de Valencia. https://www.researchgate.net/profile/Rafael_Vila-Candel/info

2 comentarios sobre “Embarazo y #coronavirus

  1. Hola Rafa, Como sabes las guias de las sociedades cientificas se actualizan casi a diario. Por ejemplo la Se Neo ya va por la 3.1, tu referencia es la 1.0. Y las recomendaciones han variafo.Deberias advertirlo en tu post. Un saludo

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: