Patología fetal

Infección por virus Zika y embarazo

La infección por el virus Zika, un flavivirus, es transmitida por mosquitos del género Aedes.

Desde 2015 y hasta el 22 de enero de 2016 son 20 los países y territorios que han confirmado circulación autóctona de virus Zika en las Américas: Brasil, Barbados, Bolivia, Chile (Isla de Pascua), Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guayana, Guyana Francesa, Haití, Honduras, Martinica, México, Panamá, Paraguay, Puerto Rico, San Martin, Surinam y Venezuela.

Captura de pantalla 2016-01-26 a las 22.50.15¿Qué produce en la embarazada?

Un aspecto relevante en el contexto presentado es la asociación entre la infección por virus Zika y el incremento en la notificación de microcefalia congénita (cabeza anormalmente pequeña) y otras condiciones al nacer.Se han notificado tanto en Brasil como en la Polinesia Francesa múltiples casos de anomalías del sistema nervioso central vinculados a brotes de zika. La microcefalia, ha sido el signo que más ha llamado la atención de la comunidad científica. También se han descrito casos de aborto y de muerte fetal.

¿Qué se debe recomendar?

Hasta el momento no ha sugerido restringir viajes a mujeres gestantes, o que podrían estarlo, a las zonas donde se ha detectado aumento en la circulación del virus.

La prevención de la infección en la mujer gestante es exactamente igual que para la población general y deben enfatizarse dadas las consecuencias de esta infección para las gestantes.

El control del mosquito es la única medida que puede lograr la interrupción de la transmisión del virus.Así pues las medidas de prevención serían:

– Cubrir la piel con camisas de manga larga, pantalones y calcetines.
– Usar mosquiteras en las camas ya sea impregnadas con insecticida o
no.
– Utilizar mallas/mosquiteras en ventanas y puertas.
– Usar repelentes recomendados por las autoridades de salud (DEET o
Picaridina o Icaridina). Estos repelentes en este momento, son los que cuentan con los mayores niveles de seguridad para su uso durante el embarazo y lactancia. Aplicarlo en áreas expuestas del cuerpo, y por encima de la ropa cuando esté indicado. Reaplicarlo de acuerdo a lo sugerido por el fabricante en la etiqueta del repelente. Si el repelente no es usado como recomienda el fabricante, pierde su efecto protector.
– Buscar y destruir posibles focos de criaderos de mosquitos y eliminarlos en el domicilio.
¿Cuales serían los síntomas de enfermedad?
Tras la picadura del mosquito infectado, los síntomas de enfermedad aparecen generalmente después de un periodo de incubación de tres a doce días. En términos generales no suelen producirse casos mortales. La infección puede cursar en forma asintomática (70-80% de los casos), o presentarse con una clínica similar a la de una gripe, junto con una erupción con ampollas y con picor.
Por tratarse de una infección generalmente asintomática y en los pocos casos sintomáticos ser autolimitada, prácticamente no requerirá tratamiento. Hasta el momento no existe vacuna ni tratamiento específico para la infección por virus Zika por esta razón, el tratamiento se dirige a los síntomas.

 

 

3 Trimestre, Patología fetal

¿Qué es el oligoamnios y qué puedo hacer para mejorarlo?

Photo Credit: Omar Eduardo via Compfight cc
Photo Credit: Omar Eduardo via Compfight cc

El oligoamnios u oligohidramnios, consiste en la disminución del líquido amniótico (LA) por debajo de lo que es “normal” para la edad gestacional. Existencia de < 500 ml de líquido amniótico a término (37-42 semanas).

La dificultad de concretar clínicamente el oligohidramnios en la práctica, pues no existe ninguna sintomatología de presunción, hace que el diagnóstico se realice mediante ecografía.

A diferencia del hidramnios (tener un exceso de LA), no existe posibilidad de resolución espontánea en caso de oligoamnios.

La frecuencia es menor al 5% de las gestaciones, excepto en las gestaciones postérmino (>42 semanas) en las que se convierte en un frecuente.

Causas

1)  La más frecuente de las causas es la gestación postérmino.

2)  Tratamientos farmacológicos: Tratamiento con antinflamatorios e hipotensores.

3) Rotura de las membranas solapada (no diagnosticada hasta ese momento).

4) Malformaciones urológicas (agenesia renal bilateral, obstrucción vías urinarias): Producen graves oligoamnios, que son ya patentes en edades gestacionales tan precoces como la semana 16 de la gestación, cuando la orina fetal se convierte en la principal contribución al líquido amniótico y mantenidos en el tiempo (oligoamnios crónicos). A su vez, entrañan graves consecuencias fetales (deformidades posturales, pulmones no desarrollados)

5) Insuficiencia placentaria, sea cual sea la edad gestacional. La hipoxia fetal crónica por insuficiencia placentaria (sobre todo en caso de retraso del crecimiento fetal o preeclampsia (tensión arterial alta en el embarazo).

6) Causas maternas: Deshidratación, síndromes vasculo-renales, tabaquismo, hipotiroidismo.

7) Idiopático: se desconoce su causa.

¿Qué complicaciones puede ocasionar?

Si el feto no es un malformado, las principales complicaciones son:

-Insuficiencia placentaria
-Hipoxia (falta de oxigenación) en el feto por compresión del cordón.

¿Cómo se diagnostica?

Se realiza mediante ecografía.

Se divide el abdomen materno en 4 cuadrantes imaginarios, un línea horizontal que cruza con una vertical a nivel del ombligo materno. Se miden las lagunas de líquido que quedan en esos 4 cuadrantes y se suman. Esto se conoce como Índice de líquido amniótico (ILA).

Se deben observar estos 3 aspectos:

1-Diámetro de la laguna máxima < 2 cm (siendo grave si es < 1 cm), o un ILA < 8 cm.

El feto sano a término tolera bien una disminución leve del ILA (5-8 cm), pero no así oligoamnios marcados (ILA < 5 cm)

2-Detección de malformaciones renales.

3-Detección de insuficiencia placentaria mediante la cardiotocografía (monitor fetal), estudio vascular fetal con Doppler.

¿Cuál es el tratamiento?

La conducta clínica consiste en su diagnóstico ecográfico e investigación de la posible causa.

1-Hay que realizar una valoración ecográfica de la anatomía y crecimiento fetal y estudio con Doppler para diagnosticar una insuficiencia placentaria.

2-En gestación postérmino(>42 semanas) e insuficiencia placentaria, se aconseja terminar la gestación.

3-En el caso de rotura de membranas, tratar como se indica en el apartado del tema correspondiente.

4-En las formas yatrógenas eliminar la medicación.
5-En las malformaciones dependerá del tipo y de la severidad.

El pronóstico del oligoamnios será:

Para el feto: aumento de complicaciones perinatales y mortalidad intrauterina.

Para la madre: mayor frecuencia de parto instrumentado y frecuentes patologías asociadas.