1 Trimestre, 2 Trimestre, 3 Trimestre

El consumo de #marisco durante el embarazo.

acuicultura_sin_anisakisEs bastante habitual que las  embarazadas me pregunten por si está permitido el consumo de marisco, moluscos y demás placeres gastronómicos. Debemos diferenciar dos enfermedades que pueden afectar a nuestro embarazo, y que a la vez, son dispares entre ellas.

El consumo de pescado, marisco y crustáceos fresco, es el que nos puede contagiar el ANISAKIS.

La anisakiasis es la enfermedad ocasionada por la infección de gusanos “Anisakis”. Aparece con frecuencia en áreas del mundo en las que el pescado se come crudo o ligeramente salado o condimentado. Las áreas con mayor nivel de ocurrencia son: Japón (tras comer sushi o sashimi) donde se contabilizan el 95% de los casos de esta enfermedad que se producen en el mundo, Escandinavia (del hígado de bacalao), los Países Bajos (por comer arenques infestados y fermentados, llamados maatjes), y a lo largo de la costa pacífica de Sudamérica (por comer ceviche).

Horas después de la ingestión de las larvas del parásito, pueden aparecer dolor abdominalnáuseas y vómitos. A veces, se llega a expulsar las larvas tosiendo. Si las larvas pasan al intestino, puede producirse una severa reacción alérgica.

El diagnóstico se puede lograr mediante examen gastroscópico durante el que las larvas de 2 cm se visualizan y eliminan, o mediante examen histopatológico del tejido retirado en la biopsia o la cirugía.

Debido a que las larvas de Anisakis sobreviven 50 días en el pescado guardado a 2 ºC, dos horas a -20 ºC, dos minutos a 60 ºC(en caliente) y dos meses en vinagre (boquerones), es importante asegurar medidas de control. Una de las principales medidas de control de la infestación es informar a la población sobre los riesgos que conlleva el consumo de pescado crudo o insuficientemente cocinado, que permite así la ingestión de las larvas vivas.

En España, se fija la obligatoriedad, para los establecimientos que sirven comida, de someter todos los pescados que se vayan a servir en crudo o casi crudos a un ciclo de congelación de 24 h a una temperatura igual o inferior a -20°C. Esto incluye productos de la pesca que han sido sometidos a un proceso de ahumado en frío en el que la temperatura central del producto no ha sobrepasado los 60°C. Igualmente estarán obligados a garantizar la congelación en las mismas condiciones si se trata de productos de la pesca en escabeche o salados, cuando este proceso no baste para destruir las larvas.

Así pues, podrás consumir marisco hervido (+ de 2 minutos), y pescados cocinados (horno), previa congelación del producto el día anterior, para minimizar los riesgos.

El tema del Toxoplasma, ya lo hemos hablado en otros post, pero recuerda que no puedes consumir productos de carne cruda (salchichón, salami, fuet, etc…). Respecto al jamón serrano debe estar bien curado (> 14 meses). Respecto al paté, no hay problema porque está hervido en su elaboración, aunque deberemos consumir la lata en un día y siempre conservarla en la nevera. En este último caso debemos tener cuidado con la Listeria.

Felices fiestas y buen provecho.

2 Trimestre

Movimientos fetales. ¿Cuando se perciben y en qué cantidad?

moviemintosSeguro que te has preguntado cuando comenzarás a notar que tú bebé se mueve. Debes saber que será diferente según sea tu primer embarazo o no.

Para las primigestas (primer embarazo), lo más frecuente es comenzar a notarlos entre las semanas 18 a las 20.

Para las mamás que ya tienen un hijo, se percibirán antes, entre las semanas 16 y 18.

Muchas veces el ansia de querer notar algo hace que se confundan los movimientos fetales con gases intestinales. Hasta las semanas indicadas no se pueden percibir debido a que el feto no alcanza a tener un tamaño considerable en relación al tamaño del útero, es decir, que existe un embrión pequeño en un útero grande. Para que me comprendas mejor, es como si tú estuvieses flotando en una piscina olímpica.

Cuando lleguen las ansiadas semanas, te aconsejo que hagas:

– Se van a percibir mejor por la noche, debido a que existe menos ruido y tú estarás más receptiva.

– Túmbate en tu cama boca arriba, y pon las dos palmas de la mano en la zona inguinal, por debajo del ombligo.

– Cierra los ojos y prepárate para notar una sensación muy sutil. Parecerá que es un burbujeo o como algo que se desliza suavemente de un lado al otro.

Muchas embarazadas no saben que tienen movimientos hasta que en la consulta se oye el corazón fetal y se identifican unos ruidos bruscos, esos son.