Contracciones de parto. Cómo son y que debo tener en cuenta.

Lo que marca el inicio de parto, son la aparición de las contracciones regulares. Para saber si lo son o no, debes coger lápiz y papel y ponerte una mano sobre tu barriga.

Cuando notes que se pone dura, independientemente del grado de dolor, apunta la hora en el papel. Cuando lleves alrededor de 1 hora podrás ver si se repiten en el tiempo y su regularidad. Cuando son regulares se repiten en el tiempo con un cierto grado de cadencia, no esperes que sean exactas. Por ejemplo, sí son cada 10 minutos, podrás observar que serán entre 9-12 minutos.

No debes alarmarte si al principio son muy seguidas, debes darte un par de horas de margen, ya que a veces acaban espaciándose y desapareciendo. No es habitual tener contracciones antes de las 37 semanas, por tanto, si esto te ocurriera, debes acudir a un centro sanitario para una valoración.

En cambio, si ya estás de más de 38 semanas y es tu primer embarazo, deberás acudir al hospital cuando dichas contracciones sean cada 5 minutos, y estés valorándolas un par de horas. Sí es tu segundo hijo, deberás acudir antes, cuando sean cada 10 minutos.

Consejo:

Las contracciones cambian su duración e intensidad, dependiendo de tu posición:

– Si estás tumbada: serán más intensas y menos frecuentes.

– Si estás paseando: serán menos intensas, pero más frecuentes.

Al inicio del parto, se aconseja que pasees, por tanto, serán menos intensas pero más frecuentes.

Acuérdate de leer “Cómo saber si estoy de parto!!” y “Cuando acudir al hospital sin demora

Anuncios