Hipotiroidismo en el embarazo: Cuidado con lo que nos gusta comer, no debemos abusar.

Photo Credit: EuroMagic via Compfight cc
Photo Credit: EuroMagic via Compfight cc

Existen distintos alimentos que puede ser perjudiciales si tenemos hipotiroidismo en el embarazo.

Los alimentos que pueden agravar nuestra patología se les conoce como alimentos “bociógenos”. El bocio es la patología tiroidea que agranda el tiroides, pudiendo observar un cuello anormalmente grueso.

Estos alimentos, siempre consumidos en exceso o combinados entre ellos, producirán una disminución de las hormonas que segrega el tiroides, lo cual es peligroso para nuestro embarazo.

¿Qué alimentos son?

Frutos secos y semillas: Cacahuete, piñones, mostaza y semillas de colza.

Verduras: Brócoli, Coles (coles de Bruselas, coliflor, col rizada) y soja.

Frutas: Melocotón y fresas.

 

Por tanto, si tienes hipotiroidismo y te gustan “en exceso estos alimentos”, será mejor que diversifiques tu dieta hasta el fin del embarazo.

Anuncios

Hipotiroidismo durante el embarazo

Cada vez más estamos detectando nuevos casos de mujeres hipotiroideas al inicio de la gestación.
El diagnóstico del hipotiroidismo subclínico se realiza mediante un análisis de sangre dónde se valoran dos hormonas: TSH y T4 libre.

Dependiendo del trimestre en el que se realiza la determinación, los parámetros de normalidad cambian, así pues:

1er Trimestre: TSH normal entre 0.1 y 2.5 mU/l
2º Trimestre: TSH normal entre 0.2 y 3.0 mU/l
3er Trimestre: TSH normal entre 0.3 y 3.0 mU/l

Se diagnostica de Hipotiroidismo Subclínico cuando:
– TSH>2.5 mU/l y T4 libre es Normal.

Se diagnostica de Hipotiroidismo Clínico cuando:
– TSH>2.5 mU/l y T4 libre es BAJA

Se diagnostica de Hipertiroidismo cuando:
– TSH<0.01 y T4 libre es ALTA.

La gestación ante un hipotoroidismo Subclínico pasa a ser catalogada con Riesgo Alto, por lo que se deben realizar controles ecográficos y analíticos más frecuentes, uno al mes. El Endocrinólogo irá ajustando la dosis de EUTIROX (hormona tiroidea) dependiendo de los resultados de la TSH y T4 libre, para el buen funcionamiento tiroideo.